Bienvenid@

Categorías

¿Qué almohada compro?

Si atendemos a los datos de los últimos estudios realizados podemos descubrir que pasamos un tercio de nuestra vida en la cama, un tiempo más que suficiente para comenzar a preocuparnos también por nuestra salud cuando dormimos.

Y es que, cuidar la salud de las personas no sólo supone preocuparnos de los riesgos que acechan a las personas cuando están despiertas ya que existen otros peligros que amenazan por la noche. Dolores de cuello, problemas en la columna vertebral, dolores de espalda, pinzamientos en las cervicales... Vivir en plenas garantías los dos tercios restantes de vida depende de ti mismo y una buena elección en la compra de tu almohada y colchón es el mejor comienzo.

Por ello MisAlmohadas te facilita las pautas que debes tener en cuenta antes de realizar la elección de tu almohada o colchón.

En qué postura duermes

Fíjate en la postura que adquieres la mayor parte del tiempo en la que estás durmiendo ya que dependiendo de ésta deberás buscar almohadas con unas propiedades o con otras. Te indicamos las diferentes posturas y nuestra recomendación:

  • Dormir de lado: Necesitarás una almohada gruesa y firme para que ésta alinee el cuello con la columna vertebral y evite de este modo que la cabeza no quede inclinada hacia abajo. Habrá que tener en cuenta que los hombres tienen los hombros más anchos por lo que necesitarán una almohada más gruesa que la de las mujeres.
    Almohadas para esta postura: Paneira, Pool Bugnato, Gel.
  • Dormir boca arriba: En este caso necesitarás una almohada de grosor y firmeza intermedia para que se pueda adaptar a la forma natural de tu cuello. Es muy importante en este caso escoger la almohada indicada ya que si no las vértebras cervicales se pueden resentir al estar muchas horas seguidas sin mantener la postura natural y ello nos puede producir desde rigidez a una contractura.
    Almohadas para esta postura: Visco, Malva, Ortomasaje Bio.
    
  • Dormir boca abajo: Deberás escoger una almohada fina y blanda para que el cuello y la cabeza queden girados de una forma natural hacia el lado.
    Almohadas para esta postura: Bio, Pluma, Cuadros.
    
  • Cambio de postura constantemente: Lo ideal es que escojas una almohada de firmeza media.

 

Relleno de la almohada

Todos y cada uno de los rellenos de las almohadas nos aportan unos beneficios distintos por lo te vamos a presentar sus características para que las tengas en cuenta también a la hora de elegir tu almohada:

  • Almohadas de fibras: Suelen ser normalmente de poliéster y están recomendadas para los que duermen de lado o boca arriba. Son fácilmente lavables y muy económicas.
  • Almohadas de relleno natural: Dependiendo del tipo de relleno (pluma, plumón…) pueden variar su firmeza, normalmente no son muy firmes por lo que éste puede ser el relleno ideal si duermes boca abajo. Estas almohadas suelen dar calor. Son de calidad, duraderas y suaves.
  • Almohadas de látex: Son transpirables y acumulan menos polvo que las sintéticas. Son muy recomendables ya que se adaptan muy bien al cuello y a la cabeza.
  • Almohadas de espuma: Dependiendo de la densidad de la espuma será mas o menos firme. Estas almohadas se comercializan con distintos espesores por lo que no tendrás problema para encontrar la que necesitas sea cual sea la postura en la que duermes. Si duermes boca arriba es muy recomendable que escojas las anatómicas ya que al ser onduladas se adaptan totalmente a la forma de tu cuello y cabeza.
  • Almohadas viscoelásticas: Es una espuma especial que lo que hace es copiar la forma del cuello y la cabeza por lo que se adapta muy bien. Si eres de los que duermes de lado puede que no la encuentres del todo cómoda o te cueste mas adaptarte a ella ya que esta almohada no te ofrecerá el apoyo suficiente al cuello. Este tipo de relleno es muy recomendable para personas con problemas de cuello o espalda.
  • Otros rellenos: Existen más rellenos como el Poly Cluste, que es un poliéster mezclado con silicona que ofrece una consistencia parecida a la pluma o el plumón pero con la ventaja de que produce menos alergias al tratarse de un producto sintético y no natural.

Funda de la almohada

Debes tener en cuenta que la funda de la almohada debe ser transpirable y suave. Fíjate en la composición de la funda de la almohada ya que cuanto mayor sea la densidad de fibras mas suave será y evitarás que entren impurezas así como que se salga el relleno. Existen fundas con tratamientos o acabados específicos para personas alérgicas.

Por ultimo te recomendamos no comprar una almohada por su precio, escógela por su comodidad y adecuación a tus características. Ésta será la clave del éxito para disfrutar de tu merecido descanso.

¿Aún tienes dudas?

Consulta este resumen con las ventajas de cada tipo de almohada para encontrar la más adecuada para ti.


Consult all your doubts

Qué almohada comprar